Los compresores de aire están hechos de tres piezas. La primera es el compresor pues es el cilindro con pistón que está impulsado por un motor eléctrico. Esto permite tomar el aire del ambiente y comprimirlo para diferentes usos.


Una segunda pieza es el tanque depósito o calderín. Este es un recipiente en el que se almacena aire comprimido que se usará luego.


Finalmente, tenemos el equipo de control y suministro. Este se encarga de tomar aire comprimido por el pistón del compresor, el cual se ha almacenado en el calderín a través de un presostato. Controla la presión con la que saldrá por medio de un tubo flexible con manómetro en el extremo.


Si requieres un compresor de aire te invitamos a contactarnos, en Aire y Proceso Industrial SA de CV estamos a tu servicio. Con gusto te atenderemos.